Las horas extra no contabilizadas y no pagadas

Muchos empleados por cuestiones de trabajo, suelen quedarse más horas de las que les corresponderían en su puesto profesional, para así terminar tareas que pudieran tener pendientes, o sacar adelante trabajo urgente.

Se trata de una práctica habitual en bastantes empresas españolas, y según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa, el año pasado se gestionaron casi 6 millones de horas extras, de las que cerca de la mitad, no se compensaron de ninguna manera, ni económicamente ni con descansos

Esta realidad se hace patente en la atmósfera laboral que se ha creado alrededor de los derechos de los trabajadores, los cuales se ven afectados, de igual forma que la hacienda pública y la seguridad social, ya que en cierta manera, con estas prácticas, se está dando mayor poder a los empresarios que a los empleados.

CONTROL HORARIO: UNA NECESIDAD EN LAS EMPRESAS

El hecho de controlar el número de horas que los trabajadores administran en su trabajo, se trata de una ventaja a largo plazo a la hora de mejorar la calidad de vida de los empleados.

Aunque a pesar de estas ventajas, la situación ha sido denunciada y a día de hoy, la inspección de trabajo controla esos momentos y puede sancionar a los que no cumplan los mínimos, con cantidades que oscilan desde los 600 hasta los 6000 euros.

Las jornadas de más de 10 horas son habituales en cualquier sector, y en todos ellos se debería controlar el horario de alguna manera, porque más horas en el puesto de trabajo, no quiere decir más rendimiento, y porque cuando esas horas trabajadas son horas trabajadas de más, tampoco se contabilizan como se debería.

Existen casos como en los trabajos a tiempo parcial, en los que no se pueden hacer horas extras, excepto en casos que prevengan o reparen siniestros, o que hayan sucedido daños urgentes o no programados.

El control horario se hace necesario a partir de estas situaciones, y es aquí donde Bodet entra en juego, porque con nuestra experiencia podemos ayudar a muchas empresas, a contar con herramientas eficaces que detecten irregularidades y abusos, y que faciliten esa labor de vigilancia personal que cada empleado regularía con esos instrumentos de control horario.

PROPUESTAS SOBRE EL CONTROL HORARIO EN LAS EMPRESAS

Este tema tan controvertido, ha dado mucho que hablar, y en ese sentido, existen grupos de opiniones bien delimitados.

Por un lado se encuentran aquellos que no ven positivo el hecho de controlar los horarios de los trabajadores, porque piensan que va en contra de la tan defendida flexibilidad laboral, y que se trata de dar un paso atrás.

Por otro lado, están los que opinan que controlar los horarios con sistemas específicos y concretos para ello, es un acierto que hará posible controlar también a todos aquellos que abusan de esas situaciones de poder en las que las horas extras son demasiadas y además, nunca pagadas o retribuidas con días de descanso o similar.

Además, los sindicatos también han incluido en la propuesta que ahora mismo está en periodo de enmiendas que se limiten las posibilidades de realizar horas extras, que se pueda impedir al empresario decidir de forma unilateral la distribución de la jornada y el calendario laboral, y que exista un compromiso de cumplimiento en la actualización de las infracciones y sanciones que se demuestren realizadas en contra de la ley.

En suma, cualquier detalle relacionado con la mejora de la calidad laboral de los empleados de cualquier empresa y sector, será bienvenida por ellos y por todos los que apuestan por un sistema de trabajo equilibrado y justo con todas las partes implicadas.

Sitios internacionales

belg ch dz es nl pt en DROM

Buscar Bodet

Bodet España
Calle Caídos de la División Azul
1, oficina 3

28016 Madrid - España
Teléfono: 91 597 00 42

facebook linkedin pinterest twitter youtube

ContactenosMenciones legales │ Map del sitio

Si sigue navegando en este sitio web entendemos que acepta el uso de las cookies. Más información