Sincronización horaria con relojes industriales

La precisión es uno de nuestros puntos fuertes, y en ese sentido, tratamos de que esté presente en todas y cada una de las señales horarias que forman parte de la sincronización horaria, tal y como se entiende por parte de Bodet.

Esto quiere decir que, la sincronización horaria de los relojes industriales, se realiza por medio de una señal de GPS o radio, que se recepciona de tal forma que queda garantizada la mayor precisión horaria jamás pensada.

Al sincronizar de esta manera los relojes, la precisión es absoluta, existe una sintonía única entre sistemas de control horario y las esferas de los relojes, y en ese mismo sentido, Bodet queda enmarcado de la mejor forma que sabe, como una empresa de control y gestión del tiempo, puntera a nivel internacional.

Las ventajas de la sincronización horaria son múltiples, ya que se pueden realizar de forma automática los cambios de hora entre el verano y el invierno, así como asegurar la garantía de favorecer a los clientes en un tema de precisión absoluta en los resultados obtenidos.

SINCRONIZACION HORARIA: SEÑAL DE RADIO O SEÑAL GPS

La información que contiene un código horario es la siguiente:

  • Minutos.
  • Horas.
  • Días.
  • Fechas.
  • Top de sincronización.

La forma de sincronizar el horario a través de antenas de exterior o de interior, será suficiente con recepcionar algunos minutos diarios, y así se garantizará la sincronización del reloj.

Dicha sincronización se puede realizar por radio, o bien, por sistema GPS, en ambos casos el proceso es el siguiente, el receptor recibe la hora por medio de un control interno de horario, si existe diferencia con la hora real, existe una actualización automática inmediata.

Puede suceder que la señal se interrumpa, en ese caso el reloj comienza a funcionar por la base de tiempo interno de cuarzo que posee.

En cuanto al sistema GPS que se realiza por la red que existe de más de 20 satélites conectados, el procedimiento de comunicación a través de antenas GPS, reciben cada segundo un mensaje de hora y fecha, para que llegue esa información al reloj secundario, también llamado reloj patrón.

La recepción del mensaje por parte del reloj patrón se realiza con un mensaje UTC, con horario GMT, que calcula la hora local y se efectúa el cambio de horario en verano e invierno de forma automática.

La precisión en general es casi exacta, tan solo puede existir la diferencia de un segundo más o quizás un segundo menos.

La antena receptora debe estar situada en el exterior, con el fin de que la señal llegue intacta y no se acumulen interferencias que puedan ocasionar ningún decalaje en la hora final.

RELOJES INDUSTRIALES: TIPOS

El tiempo  es la esencia de Bodet, y en ese sentido, los relojes son el soporte horario más eficaz, y hay muchos tipos, dependiendo del tipo de servicio que se pretenda dar a los clientes finales.

Los relojes analógicos son aquellos que disponen la hora en una caja circular de color blanco, aluminio, metal cromado o negro, que marca la hora con agujas, y se alimentan con pilas.

Los relojes digitales LCD tienen una tecnología de fijación con cristales de líquido reflectante, que permiten una ángulo de visión de hasta 160º, y de los que hay dos gamas disponibles, los relojes LCD Cristalys y los relojes Opalys.

Por otro lado, los relojes digitales de LED, que aportan la información horaria con luces LED de diversos tamaños, y que pueden ser de igual forma autónomos, radio-sincronizados o receptores.

Los relojes patrón son aquellos que sincronizan y controlan una rede de relojes secundarios, para que la hora se marque en todos los sitios al mismo tiempo, y por supuesto, sea la misma información horaria en todos.

Sitios internacionales

belg ch dz es nl pt en DROM

Buscar Bodet

Bodet España
Calle Caídos de la División Azul
1, oficina 3

28016 Madrid - España
Teléfono: 91 597 00 42

facebook linkedin pinterest twitter youtube

ContactenosMenciones legales │ Map del sitio

Si sigue navegando en este sitio web entendemos que acepta el uso de las cookies. Más información