Bodet ES
Especialistas del tiempo

¿Qué ocurre con las horas extras que no se contabilizan?

control de presenciaEl hecho de hacer horas extras se considera en muchas ocasiones una necesidad de los trabajadores y las empresas. El control horario se hace indispensable para llevar bajo control esa evolución de la productividad de las empresas.

Se trata de tener el trabajo hecho al día, y por supuesto dar salida a todo el trabajo urgente que pudiera haber en ciertos momentos.

En bastantes casos, esas horas extras no se compensan de ninguna manera, ni económicamente ni con descansos ganados, bien por motivos ajenos al tiempo laboral, o bien porque desde dirección se decide así, según el tipo de trabajo, el tiempo empleado en esas horas extras, y la disponibilidad del propio trabajador.

Esta manera de no gestionar el tiempo de trabajo extra que no se remunera de ninguna forma, afecta al nivel de productividad de las compañías, así como a los organismos que regulan este tipo de prácticas, como la seguridad social y la hacienda pública, ya que es así como se potencia el poder del empresario frente al del empleado, en momentos en los que el control de estas prácticas debería ser absoluto.

En suma, controlar el horario es una auténtica necesidad de las empresas, y no se debe pasar por alto en ningún caso, para que las consecuencias no influyan en el devenir y la evolución de cada organización.

CONTROL HORARIO, SIEMPRE NECESARIO EN LA EMPRESA

Para mejorar la calidad de vida de los empleados a nivel profesional, y quizás también personal, es importante controlar de manera exhaustiva y clara el tiempo que éstos pasan en sus puestos de trabajo.

En cualquier caso, será una ventaja a largo plazo en cada uno de los puestos de trabajo, ya que más horas de trabajo no implica un mayor rendimiento, y hay datos que lo pueden demostrar.

Aparte de lo que supone el descontrol a la hora de contabilizar esas horas de más que se hacen en determinadas actividades de trabajo, por lo que desde la inspección de trabajo estas situaciones se deberían denunciar, para evitar caer en situaciones de sanciones, que oscilarían entre 600 y 6.000 euros.

La intervención de Bodet tiene sentido aquí, con las herramientas que permiten controlar el tiempo de trabajo de cada trabajador y de cada función estipulada para cada puesto de trabajo.

Las herramientas que utilizamos desde nuestras plataformas y sistemas de control horario, detectan todo tipo de irregularidades, descontrol, abusos de horarios o situaciones similares, que al empezar a controlar de manera individual por cada empleado, harán que mejore mucho el resto de elementos importantes a la hora de optimizar el tiempo de trabajo en cada puesto de trabajo y en cada empresa.

En este punto, es normal que cada uno se haya formado su opinión y piense lo que se supone mejor en cada caso concreto.

La idea es que el control horario impuesto por las empresas sirva para gestionar el tiempo de todos los empleados de una forma mucho más eficaz, donde el control de cada función la lleve el empleado que la ejecuta, y donde por supuesto, se mire por la optimización de la productividad en todos los sentidos.

Es importante que la decisión que se tome finalmente, sea acatada por todos y cada uno de los empleados, ya que de ello dependerá el éxito final de cada puesto de trabajo, y por supuesto, del conjunto de la compañía.

En definitiva, el control de la jornada laboral así como del calendario laboral, será fundamental para alcanzar los resultados deseados desde el inicio de la actividad de la organización, y esto será mucho más sencillo contando con los sistemas de control horario y gestión del tiempo que proponemos desde Bodet.

NUESTROS CLIENTES CONFÍAN EN NOSOTROS, ¿Y USTED?


30 años de experiencia

Presencia internacional

Instalación

Interlocutor exclusivo

Proximidad y disponibilidad

Si sigue navegando en este sitio web entendemos que acepta el uso de las cookies. Más información